El Nunca Jamás Letra

El Barrio

Espejos

Letra de El Nunca Jamás
El Nunca Jamás Video:
Ya tengo guia para este estúpido ciego,
voy de la mano de mi resurección,
se hizo justicia y en tu perjucio,
te acusaron culpable de encarcelar al amor.

Marche pa' nunca pisar esa senda,
le puse el nombre del nunca jamás,
ya se hasta donde lleva tu camino,
lo dejé señalado con migas de pan.

Ya no bebo los vientos por ti,
que por fin se me ha caido la venda,
ya esta bien del si vo a nací,
de tanto recibir sin levantar la cabeza

Ya esta bien de tanto comulgar,
vestido de rojo con rabo y tridente,
que yo no soy Maria Cristina,
que si me quieres gobernar,
pues yo te sigo la corriente.

Ya se nadar y hasta guardarme la ropa,
ya tengo sombra pa' el monótono sol,
tengo una brújula que indica mi rumbo,
y corrige el camino, que tu mano terció.

Hoy ni siquiera los vientos me soplan,
no tengo velas ni mar ni timón,
no tengo acústica para que tu música,
me lleve a la angustia de bailar a tu son.

Ya no bebo los vientos por ti,
a mi balcón vuelven las golondrinas,
pues se me antoja hacer de lo blanco negro,
y gritar que hay personas que te clavan espinas.

Que ya no bebo los vientos por ti,
ahora me bebo el elixir de la vida,
el calendario de los atardeceres,
o los desplaceres que me hicieron herida.

Ya tengo guia para este estúpido ciego,
voy de la mano de mi resurección,
se hizo justicia y en tu perjucio,
te alegaron culpable de encarcelar al amor.

Marche pa' nunca pisar esa senda,
le puse el nombre del nunca jamás,
ya se hasta donde lleva tu camino,
lo dejé señalado con migas de pan.

Y ya no bebo los vientos por ti,
hoy te quedaste sin tu fiel escudero,
que te aproveche la dura soledad,
ahora tendrás que aguantar a todos los carroñeros.

Y ya no bebo los vientos por ti,
que te aproveche mira lo que miras,
mira que nunca te crezca la nariz,
si tienes que decidir no te equivoques mentira.

Ya se nadar y hasta guardarme la ropa,
ya tengo sombra pa' el monótono sol,
tengo una brújula que indica mi rumbo,
y corrige el camino, que tu mano terció.

Hoy ni siquiera los vientos me soplan,
no tengo velas ni mar ni timón,
no tengo acústica para que tu música,
me lleve a la angustia de bailar a tu son.

Ya tengo guia para este estúpido ciego,
voy de la mano de mi resurección,
se hizo justicia y en tu perjucio,
te alegaron culpable de encarcelar al amor.

Marche pa' nunca pisar esa senda,
le puse el nombre del nunca jamás,
ya se hasta donde lleva tu camino,
lo dejé señalado con migas de pan.